La Procuradora General, Cynthia H. Coffman, presenta una denuncia en contra de fabricantes de camiones de comidas

El día de hoy en la ciudad de Denver, la Procuradora General del estado de Colorado, Cynthia H. Coffman, anunció que la Corte de Distrito de la ciudad de Denver emitió un interdicto preliminar en contra de Denver Custom Food Trucks, Brothers Custom Food Trucks y sus dueños, Larry Perez y Rudy Martínez.

El Estado alega que los acusados Perez y Martínez se aprovecharon de la alta demanda de fabricación de camiones de comidas en el estado de Colorado, al prometer tiempos de construcción rápidos y al garantizar que los camiones terminados pasarían inspecciones de seguridad gubernamentales a pesar de saber que no podrían cumplir con sus promesas.

Algunas de las víctimas afectadas en este caso liquidaron sus ahorros o utilizaron fondos del plan 401K para comprar camiones de comida adaptados, y otros renunciaron a sus trabajos al depender de las promesas de los acusados de que tendrían un camión que generaría ganancias dentro de seis semanas después de haberlo ordenado. Los consumidores relatan ver sus sueños de tener su propio negocio destruidos cuando los acusados Perez y Martinez les entregaban un camión defectuoso después de una larga espera, o cuando no les entregaban su camión. Los consumidores que si recibieron un camión se quejan de que los acusados instalaron equipo usado a pesar de haber dado un anticipo y recibido un contrato que indicaba que se instalaría equipo nuevo. Otros se quejan que los camiones construidos por Perez y Martínez no estaban en condiciones de funcionamiento, requerían trabajo adicional, o no pasaban la inspección de seguridad. Ninguno de los acusados, ni Perez ni Martinez cuentan con una licencia para vender vehículos motorizados, según como lo requiere la ley para vender camiones. Los acusados a menudo no registraban los títulos antes de venderlos para evitar la supervisión gubernamental y no entregaban camiones con títulos perfectos, lo cual causaba que los consumidores se vieran afectados al tratar de registrar sus camiones.

Los negocios de los acusados Pérez y Martínez, Denver Custom Food Trucks y Brothers Custom Food Trucks, respectivamente, fueron clausurados en mayo por la ciudad de Commerce City por no pagar sus impuestos. Esta fue la segunda vez que Pérez fue clausurado por no pagar impuestos. A pesar de los problemas relacionados con los impuestos, y a pesar de múltiples quejas de consumidores, Pérez y Martínez continuaron con sus negocios en la ciudad de Denver.

La Corte de Distrito de la ciudad de Denver registró un interdicto preliminar, la cual restringe a los acusados de llevar a cabo actividades relacionadas con la fabricación, reparación, o venta de camiones de comida.

Si cree ser víctima de fraude, por favor presente una denuncia en www.stopfraudcolorado.gov

  • Date
    12 de diciembre de 2018